Gaienhofen

En agosto de 1904 Hermann Hesse llega a Gaienhofen am Untersee con su esposa Maria Bernoulli, a quien había conocido en Basilea. El joven matrimonio se traslada a una sencilla granja en Kapellenberg, en el centro del pueblo. Los años junto al lago Constanza están vinculados a los primeros grandes éxitos de Hesse como escritor independiente: la crítica ensalza Peter Camenzind (1904), y Unterm Rad (1906) se convierte en un éxito de ventas. Hesse se acomoda en el retiro y la naturalidad de la vida rural, desarrolla un "sentido de la vida sedentaria" y es muy productivo como escritor. Junto al lago Constanza surge una serie de relatos; también se crea un nombre como crítico literario y colaborador de varias revistas literarias. Además Hesse se convierte en padre: en 1905 viene al mundo Bruno, su primer hijo. Entre 1909 y 1911 nacen sus hijos Heiner y Martin. Debido al aumento de la familia, el matrimonio se hace construir, con ayuda del suegro de Basilea, una casa propia y confortable en la linde de Gaienhofen. Hesse también empieza a establecerse socialmente. Mantiene estrechos contactos con muchos artistas, músicos y pintores que tras él se han establecido junto al idílico lago Constanza. Entre ellos está Otto Blümel, que ilustra varios libros de Hesse. También Ludwig Finckh, el amigo de Tubingia, que se establece muy cerca como médico. Más tarde, entre otros, siguen los pintores expresionistas Erich Herkel y Otto Dix. Pero Gaienhofen no puede ser un domicilio para siempre. Hesse realiza viajes que él mismo denomina "huidas". En 1911 se va a India. Un año después vende la casa en Gaienhofen y la familia se traslada a Berna, en Suiza.

 

Michels sobre Gaienhofen (Adobe PDF, 116 kb) Hesse a Stefan Zweig