Paul Citroen

© Museo Hermann Hesse de Calw

Gracias a los oficios del conocido ilustrador de libros Kurt Löb, el Museo Hermann Hesse de Calw pudo adquirir este dibujo a tiza del pintor germano-holandés Paul Citroen.

Lo hizo el 18 de mayo de 1962, poco meses antes de la muerte de Hesse – desde luego en Montagnola –, y además de la firma del dibujante también lleva la del poeta. Citroen, nacido en 1896 en Berlín e hijo de padres holandeses, en 1917 se trasladó a Holanda. Desde 1922 hasta 1925 estudió en la Bauhaus en Weimar. Uno de sus trabajos de estudiante, el fotomontaje “Metropolis”, una estructura espacial agobiante de motivos arquitectónicos de gran ciudad, hizo época: inspiró al director de cine Fritz Lang en los trabajos para su película del mismo nombre. También es conocido el retrato que hizo Citroen del poeta Thomas Mann. El artista falleció en 1983 en Wassenaar/Holanda.