Cuno Amiet

Autorretrato de Cuno Amiet en amarillo
(detalle), óleo, 1907

Hesse conoció a Cuno Amiet en 1905 y escribió para él una introducción en el catálogo de una exposición de pinturas del artista en Zurich. El impresionante retrato de Hesse que pintó sobre cartón Cuno Amiet en el año 1919 con unos pocos y expresivos trazos de pincel, lleva por título el seudónimo de Hesse Emil Sinclair. Cuno Amiet, nacido en 1868 en Solothurn y muerto en 1961 en Oschwand, es uno de los más importantes pioneros del modernismo en Suiza. "No pone fronteras, sino que las amplía", escribió Hesse con admiración. El artista, que al principio estuvo bajo la influencia del Arte Nuevo, en los años 1906 y 1907 fue miembro del grupo de expresionistas alemanes Die Brücke ("El puente"). Amiet, que trabajaba sobre todo con colores fuertes y claros, creó numerosos paisajes y retratos. Como amigo íntimo de Hesse, en abril de 1920 acogió a Bruno, hijo de éste, y le enseñó sus primeros pasos como pintor incipiente.